#BMAP

Peru-BMAP

Alianza estratégica del SCBI-CCS con PERU LNG, APECO, y el gobierno de Perú.

El Valle del Río Yucay

Protocolos Asociados

Novedades de este ELU
Please reload

Publicaciones de este ELU

Foto: PERU LNG

El Valle del Río Yucay está localizado en los Andes orientales sub-húmedos del Departamento de Ayacucho, entre la Sierra de Sillaccasa y la Cuenca Huamanga-Vischongo. Extensas áreas cultivadas alrededor de las comunidades de Chunucancha, Huaychao, Acocro, Tambo, Cuchucancha, y otras, ocupan el 82% del Derecho de Vía (DdV) en este paisaje de valle seco de la cuenca alta del río Yucay. El segundo punto más bajo del DdV en el departamento de Ayacucho alcanza los 2,850 msnm (metros sobre el nivel del mar) cuando cruza el río Yucay.

 

Entre las áreas cultivadas y de las comunidades, el DdV atraviesa plantaciones de Eucalyptus (6%), usadas principalmente por las comunidades para leña y madera. Los parches de vegetación nativa relicta están compuestos de matorrales resinosos (10%) y espinosos (1%). La vegetación natural pertenece al Sistema de Bosque Seco del Mantaro, el cual es biogeográficamente diferente a los bosques secos del Valle del Río Torobamba del sistema Apurímac. Asimismo, esta diferencia se ve reflejada en la fauna, donde cada valle cuenta con especies únicas del género Stenocercus, lagartijas del bosque seco Andino, y el Stenocercus frittsi, especie endémica para la cuenca del Mantaro para el Valle de Yucay. La vegetación de matorral seco incluye varias especies de cactáceas, tal como Echinopsis peruviana, designada como “vulnerable” por la legislación peruana. El arbusto Escallonia myrtilloides también fue encontrado en este ELU y se encuentra listado como “vulnerable” por la legislación peruana.

 

En los riachuelos y ambientes ribereños, se encontró una rana acuática del género Telmatobius, así como el sapo Rhinella spinulosa, una especie de gran distribución (catalogada por la legislación peruana como “casi amenazada”). Las ranas del género Telmatobius están categorizadas como “amenazadas” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) dada la propagación del hongo patógeno Batrachochytrium dendrobatidis (Bd) así como por su sobre-caza para usos medicinales y por la pérdida de hábitats. El Río Yucay también tiene poblaciones de bagres del género Trichomycterus.