El BMAP incrementa conocimiento de la diversidad biológica en los desiertos del departamento de Ica

Por lo general, los desiertos evocan imágenes de aridez y esterilidad. Y quizás es por ello que muchas veces son considerados como espacios carentes de vida, son poco estudiados y por lo tanto poco conocidos. Pero si uno presta atención, los desiertos son espacios con una variedad de plantas y animales importante e impresionante!


Flora del desierto de Ica

Es por ello, que desde un inicio el Programa de Monitoreo y Evaluación de la Biodiversidad (el BMAP, por sus siglas en inglés) incluyó especies características del desierto de Ica como parte de sus protocolos de monitoreo. Estos protocolos incluyeron al murciélago longirostro y a dos especies de cactus. Este último protocolo sigue vigente hasta ahora, pero expandido desde el 2014 a estudiar todas las plantas asociadas a las comunidades de cactus. Este trabajo ha sido posible gracias al apoyo de mucho colaboradores y que recientemente (expedición de abril 2022) han incluido a Pablo Najarro (UNSCH), Marco Rivera (UNSCH), Andrea de la Cruz (UNSCH), Héctor Chuquillanqui (BMAP) y Karim Ledesma (BMAP).



Recientemente logramos publicar los resultados de estas expediciones en dos publicaciones. Primero, Angie Montenegro (interna del programa BMAP en el 2018) lideró la integración y análisis de los datos de plantas, en colaboración con Nanette Vega (MHN-UNMSM) y Reynaldo Linares-Palomino (BMAP).



El trabajo de Angie "Plant diversity and structure in desert communities of the Andean piedmont in Ica, Peru", es de acceso libre y contrasta dos ambientes desérticos de la vertiente occidental de la costa central del Perú: La Bolivar (~1000 msnm) y Huancacasa (~3000 msnm).


Dentro de los resultados más importantes tenemos que:

  1. Contrariamente a la percepción común, los desiertos no son estériles y carentes de vida. Nuestro estudio demuestra que hay una impresionante diversidad de plantas existente en este ecosistema. Reportamos 215 especies de plantas en las dos localidades, de las cuáles 83 especies son registros nuevos para el departamento de Ica. De estas el 21.3% (43 especies) son consideradas endémicas del Perú o están bajo algún tipo de amenaza según estándares nacionales e internacionales.

  2. Lo poco que conocemos de la biodiversidad de los desiertos peruanos proviene de estudios en las llanuras costeras y en los valles de los ríos que bajan de los Andes. Nuestro estudio también demuestra que la transición de estas llanuras hacia los ecosistemas andinos por encima de los 3000m de elevación aun requiere de exploración, y que esta transición podría contener incluso especies nuevas para la ciencia.

Segundo, Sidney Novoa (ACCA), en colaboración con Karim Ledesma (BMAP) y Reynaldo Linares-Palomino (BMAP), reporta el uso de cámaras trampa para observar interacciones entre fauna desértica y las especies de cactus más representativas en la localidad de La Bolivar en el artículo "Use of camera traps to monitor the fauna associated with a cactus community in the coastal desert of Ica, Peru". A diferencia de ecosistemas boscosos donde es relativamente fácil colocar las cámaras en los troncos de los árboles, los desiertos presentan una serie de retos porque no hay estructuras naturales para colocarlas. Nuestra solución: enterrar tubos de PCV frente a los cactus de interés!



Y los resultados? Pues logramos registrar zorros, ratones murciélagos y aves!