#BMAP

Peru-BMAP

Alianza estratégica del SCBI-CCS con PERU LNG, APECO, y el gobierno de Perú.

Gato andino

Leopardus jacobita

Novedades de este Protocolo
Please reload

¿Cuáles son las características de la especie?

  • El gato andino, Leopardus jacobita, es un félido pequeño con una longitud de cabeza y cuerpo de 74–85 cm y una longitud de cola de 41–50 cm. El color general del manto es grisáceo con manchas rojizas dispuestas en líneas transversales. Las patas poseen bandas negras que no llegan a cerrarse formando anillos. Su pelaje es tupido, su nariz es negra y tiene el iris de color pardo. Dos líneas horizontales oscuras, llamadas rinarios se sitúan en la cara al lado de los ojos. La cola de esta especie es característicamente gruesa y larga (dos tercios del largo del cuerpo, aproximadamente), con 6–8 anillos gruesos y oscuros y rematada en una punta de color claro.

  • La información disponible sobre su historia natural proveniente de investigaciones, entrevistas a los pobladores locales y avistamientos fortuitos, indica que el hábitat que prefiere está en zonas rocosas ubicadas en la puna alto Andina donde habitan a su vez colonias de vizcachas y otros roedores.

¿Dónde estudiamos a la especie?

El área de estudio comprende la divisoria de aguas Huamanga – Vischongo (ELU 6) y las sierras altas de Apacheta (ELU 8), ubicadas en la región alto Andina de los Departamentos de Ayacucho y Huancavelica.

¿Qué preguntas buscamos responder con el estudio?

  • ¿Cuál es la abundancia poblacional y el rango de distribución del gato andino en el área de influencia del ducto?

  • ¿Cuáles son los efectos a los impactos potenciales identificados para las poblaciones de Leopardus jacobita?

  • ¿Qué relación existe entre la abundancia de L. jacobita y la de la vizcacha (Lagidium peruanum), la que se reconoce como su presa principal?

  • ¿Qué relaciones existen entre los pobladores del área de influencia del proyecto y L. jacobita?

¿Qué resultados generales hemos obtenido a la fecha?

  • Se encontraron un total de 87 letrinas, de las cuales 37 fueron halladas en parcelas cerca al gasoducto y 50 en las parcelas control. En las parcelas que fueron visitadas en los dos periodos de muestreo se encontró un total de 56 letrinas, 27 de las cuales (48.2%) contuvieron heces de felinos.

  • Se colectaron 293 muestras de heces de posibles félidos, de las cuales 183 fueron recogidas durante el primer periodo de muestreo y 110 durante el segundo. En las parcelas control se halló un total de 144 heces frescas de felinos, mientras que en las parcelas con influencia del ducto se encontraron 149 heces.

  • Se identificaron 10 categorías de alimentos de las heces fecales: roedores de los géneros Akodon/Calomys (no se pudo diferenciar entre ellos), roedores de los géneros Phyllotis/AuliscomysAbrothrix sp., Neotomys sp., roedores cricétidos no identificados, vizcachas, aves, reptiles, ovejas y material vegetal. Los roedores pequeños representaron el 60.5% de los ítems consumidos, mientras que las vizcachas representaron el 14.0% y las aves el 19.0%.

  • Los resultados de las entrevistas indican que, mientras los zorros, pumas y zorrillos son vistos como animales dañinos por la población de la zona de influencia del ducto y suelen ser cazados por ello, los gatos silvestres pequeños son percibidos como especies inofensivas y no son perseguidos. A diferencia de otras zonas, en el área de estudio no parece existir supersticiones que inciten a los pobladores locales a matar gatos (como en los Departamentos Peruanos de Puno y Tacna), ni la costumbre de utilizar sus pieles en ceremonias religiosas (como en Puno, Tacna y Arequipa), en danzas tradicionales (como en Vilcashuamán, Coracora, y Puno) o en la alimentación (como en ciertas zonas de Ancash).

¿Por qué es importante la conservación de esta especie?

  • L. jacobita es considerado por la Legislación Peruana como especie En Peligro (Decreto Supremo Nº 034-2004-AG), una de las categorías de conservación más altas. A nivel mundial, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza también considera al gato andino como especie En Peligro debido a que el tamaño de la población total se estima en menos de 2,500 individuos maduros, con tendencia a disminuir, y a que no existan sub-poblaciones que contengan más de 250 individuos maduros.

  • Del mismo modo, la Convención para el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna incluye a L. jacobita en el Apéndice I, su máxima categoría, que comprende a especies en peligro de extinción que son o pueden estar siendo afectadas por el comercio de sus pieles.

  • La caza de L. jacobita tiene dos causas principales, su uso para ceremonias que realizan algunas culturas andinas y la persecución por considerarlo un animal dañino para las especies domésticas.

  • El tamaño de las poblaciones de L. jacobita es pequeño, situación que tiene el riesgo de extinciones locales frente a cambios ambientales, enfermedades y desastres naturales, así como también por las amenazas antes mencionadas.

  • La fragmentación del hábitat del gato andino, por el asentamiento de poblaciones humanas, el avance de la frontera agrícola y desarrollo de otras actividades humanas como la ganadería extensiva y la minería, tienen un efecto negativo sobre la distribución de la especie, lo que podría resultar en una reducción de su variabilidad genética.